REPELENTES

Son compuestos de líquidos que aplicados sobre la superficie de la piel impiden a cierta escala la picadura de los insectos. Se dividen por sus compuestos y su horario de funcionalidad.

Pueden haber repelentes muy fuertes y otros más naturales con menor efecto. Los diferentes tipos de insectos reaccionan de manera distinta ante la variedad de repelentes.

Hay factores que disminuyen su efecto, por ejemplo el sudor de cada persona, la temperatura ambiente y la humedad. De estos factores depende el tipo de absorción que tendrá en la piel, así como la duración del repelente activo.

Los repelentes orgánicos, como su nombre lo dice, provienen de plantas que con ayuda de un proceso de extracción se convierten en aceites esenciales, los cuales, si provienen de un lugar seguro, pueden brindar beneficios innumerables.

Materiales
Fotografía: Ana Icaza

Para la elaboración de un repelente orgánico, los materiales suelen ser de fácil alcance y los puedes encontrar en cualquier supermercado o tienda departamental. Hay muchos aceites esenciales que ayudan a repeler insectos, los más comunes y más utilizados son: citronela, clavo, eucalipto, albahaca, romero, lavanda, cedro, entre otros.

NECESITAMOS:
∙ Alcohol
∙ Aceite esencial de Clavo
∙ Aceite esencial de Citronela
∙ Aceite esencial de Lavanda
∙ Agua desmineralizada
∙ Glicerina
∙ Recipiente con rociador
∙ Revolvedor

PASOS
1. En un envase medidor vierte 50 ml de alcohol. Eso ayudará a los aceites esenciales a diluirse de manera correcta y funcionará como un fijador.

Fotografía: Ana Icaza

2. Agrega de 10 a 15 gotitas de aceite esencial de clavo.

Fotografía: Ana Icaza

3. Agrega de 10 a 15 gotitas de aceite esencial de lavanda.

Fotografía: Ana Icaza

4. Agrega el aceite esencial de citronela, de 20 a 25 gotitas ya que este es el compuesto más importante de la receta. Si tienes más aceites esenciales en tu casa y te gustaría agregarlos a la mezcla, ahora es el momento.

Fotografía: Ana Icaza

5. Deja reposar la mezcla por 15 minutos revolviéndola de vez en cuando para que los olores logren fusionarse con el alcohol, para alcanzar mayor duración.

Fotografía: Ana Icaza

6. Agrega el agua desmineralizada hasta llegar a los 250 ml del envase medidor.

Fotografía: Ana Icaza

7. Agrega la glicerina natural, revuelve toda la mezcla por unos 15 minutos más y el repelente orgánico estará listo.

Fotografía: Ana Icaza

8. Por último, debes poner la mezcla en un recipiente con rociador, de preferencia que tenga color ámbar para evitar exceso de rayos solares y conservar mejor la mezcla.

Fotografía: Ana Icaza

Una vez que te hayas aplicado el repelente, la duración será aproximadamente de dos horas como máximo. Y lo podrás utilizar dentro del próximo año como límite de caducidad recomendada.

“Los repelentes orgánicos, provienen de plantas que con ayuda de un proceso de extracción se convierten en aceites esenciales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *