fbpx

Plantas aromáticas en tu hogar

Landuum te invita a hacer un jardín de plantas aromáticas con repisas flotantes; son estéticas y fáciles de instalar.

LAS PLANTAS AROMÁTICAS

Las plantas aromáticas son aquellas que generan un olor agradable que puede ser ligero o intenso.

Su cultivo casero se ha convertido en una práctica común, debido a que, además de aromatizar el ambiente y ser fáciles de reproducir (siempre y cuando tengan buena iluminación y un buen grado de humedad), tienen la propiedad de perfumar o aderezar los alimentos al ser empleadas como condimento en la elaboración de platillos. Inclusive, varias especies tienen propiedades medicinales.

Te presentamos otras 5 razones por las cuales te proponemos sembrar plantas aromáticas: 

  • Precio. Tener a la mano el cilantro, romero, epazote, o cebollín, evitará que gastes en comprarlos en algún establecimiento.
  • Tiempo. Te ahorrarás las vueltas al súper o al mercado para adquirirlas.
  • Decoración. Aportarán un toque fresco, acogedor y natural a tu estancia, cocina o al lugar en donde las pongas.
  • Más saludables. Al cultivarlas en casa tendrás la certeza de que están libres de contaminantes y pesticidas.
  • Repelente de insectos. Las plantas aromáticas como la albahaca sirven para ahuyentar algunos insectos como moscas y mosquitos.

Además, el sabor incomparable de los ingredientes naturales recién cosechados y la satisfacción personal que implica el saber que esa planta la has cultivado tú mismo, no tiene precio. ¡Más fresco, imposible!

TIPS

El lugar que elijas para tu jardín flotante de plantas aromáticas debe tener buena luz y contar con un buen drenaje.

El cuidado diario ayuda a mantenerlas saludables. La poda regular de estas plantas es necesaria para promover la floración, que es en donde está su aroma.

Como el suelo se compacta naturalmente por el impacto del agua al regarla, es importante aflojarlo para airearlo.

Para prevenir las enfermedades en el sustrato se puede aplicar hojas de té de manzanilla y esparcirlo alrededor de la planta. También se pueden sembrar dientes de ajo en la maceta, ya que éste es un repelente natural contra hormigas y otras plagas. 

Algunos de los materiales empleados para realizar este proyecto. Fotografía: Luisi Icaza

MATERIALES

  • 3 repisas flotantes de madera.
  • Taladro.
  • Taquetes y tornillos.
  • 1 broca para concreto del mismo diámetro que los taquetes.
  • 1 broca sierra bi metal del diámetro de las macetas, 3 ½” (8.9 cm) ó un poco más grande.
  • Nivel de 2 o 3 gotas (opcional).
  • Macetas de barro o plástico.
  • Sustrato: tierra con composta y arena.
  • Plantas aromáticas, que se obtendrán ya sea sembrando semillas (ver edición 04) o comprando plántulas.
Ilustración: Luisi Leyva

¡Manos a la obra! 

Primero, mide y marca la distancia entre las repisas, tomando en cuenta la altura de la maceta y la planta, dejando aproximadamente 30 cm entre cada una.

Fotografía: Luisi Icaza

 

Después, realiza las perforaciones en el muro usando una broca para concreto, fijándose en que las marcas queden niveladas y alineadas (se recomienda utilizar un nivel de dos o tres gotas).

Fotografía: Luisi Icaza

 

Luego, instala sobre el muro el alma de fierro que viene con las repisas flotantes.

Fotografía: Luisi Icaza

 

Posteriormente, corta en las repisas los agujeros para las macetas con la broca sierra, repartiéndolos de modo que el alma de fierro no interfiera con éstos.

Fotografía: Luisi Icaza

 

Por último, coloca las repisas en el alma de fierro y después coloca en los agujeros correspondientes las macetas, rellenas con un sustrato que deberá estar compuesto de tierra, composta y arena (para retener el agua sobrante).

Fotografía: Luisi Icaza

¡Listo! ¡Ahora ya puedes disfrutar de tus plantas y de su aroma, beneficiosos para la salud y favorables para el alma!

Fotografía: Luisi Icaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *