Estrategias Paisajísticas: Parque Gandhi ante la Pandemia COVID-19

Comparte con el mundo!

Derivado de la urgencia sanitaria que el COVID-19 ha traído a nuestras vidas, los espacios públicos urbanos en los que solía aglomerarse una cantidad importante de personas, se han reinterpretado como lugares inseguros en los que es difícil mantener las medidas necesarias para prevenir contagios.

Sin embargo, también parecen ser la primera opción para salir a enfrentarnos a esta “nueva normalidad”, por lo que es importante implementar propuestas que nos ayuden manteniendo dichas medidas de seguridad en un ambiente que nos haga sentir seguros y tranquilos.

Es por esto, que creemos que Parque Gandhi es una buena opción para llevar a cabo propuestas que permitan que regresemos a los espacios públicos urbanos con seguridad y tranquilidad. Localizado en la primera sección del bosque de Chapultepec, el Parque Gandhi, es un espacio rodeado por una zona habitacional y de oficinas que se vuelve particularmente relevante debido a su cercanía con la avenida Reforma (uno de los corredores económicos más importantes de la ciudad de México).

Corte área de descanso
Ilustración: Karla Colin

Tomando en cuenta esto, consideramos importante realizar una pequeña intervención en este espacio público por su gran potencial para atraer múltiples usuarios, a la vez esperamos que las medidas sanitarias y de distanciamiento propuestas en este proyecto sirva como ejemplo para otros espacios en la ciudad de México.

De acuerdo a la urgencia mundial actual derivada del COVID-19, nuestras vidas se han visto aturdidas con un giro de 360° en muchos aspectos del estilo de vida que solíamos llevar. Las principales medidas para evitar un contagio de COVID-19 en los espacios públicos son el distanciamiento social, lavado de manos frecuente, evitar tocar cara y uso de cubrebocas.

Planta conceptual
Illustración: Karla Colin

Para llevar estas medidas a cabo dentro de un espacio público, se propone la implementación de materiales, actividades, señalamientos y distribución que ayuden a que este espacio funcione adecuadamente atendiendo las necesidades que nos presenta esta nueva normalidad.

Diagrama de circulaciones y corte laberinto
Illustración: Karla Colin

Actividades: Una zona de niños, que a través de un diseño en pavimentos, propone un patio de juegos que permite el menor contacto posible con superficies y con otros pequeños, sin necesidad de ser aislados completamente.

Planta dinámica de cruces peatonales
Ilustración: Karla Colin

Laberinto educativo, en donde se proponen especies de hierbas aromáticas con ficha descriptiva y algunos paneles de información sobre la fauna y flora del sitio. Zonas de estar para diversas actividades pasivas, además, de andadores para caminatas, y una ciclopista en un sentido unidireccional.

Ilustración: Karla Colin

Señalamientos: Principalmente en el pavimento, se proponen señalamientos por medio de colores o líneas que indiquen la dirección de la circulación, la distancia segura entre una persona y otra, y cambio de una zona a otra de acuerdo al esquema de zonificación.

Se propone pavimento luminiscente por las noches para indicar sentido de circulación y distancias a mantener entre personas, líneas con distancia de dos metros entre sí y círculos de 1 m de diámetro distribuidos a cada metro y medio entre sí.

Distribución: Se proponen zonas de lavado de manos y limpieza de calzado en cada uno de los 6 accesos controlados, una circulación unidireccional, zonas de descanso con desniveles que permiten aprovechar mejor las distancias adecuadas para el distanciamiento, una zona de laberinto que a su vez funciona como conexión entre un punto y otro del parque, una ciclopista aislada por medio de jardineras para evitar conflictos con la circulación peatonal y una zona de juegos para niños.

Planta de la zona de lavado de manos en accesos
Illustración: Sofía Celaya

Creemos que la relevancia de un proyecto ante una situación de emergencia debe girar en torno al uso de recursos y materiales, por eso se propone ayudar al visitante a identificar fácilmente las distancias adecuadas y evitar la aglomeración de muchas personas en una zona del parque sin perder diversificación de actividades.

Ayudando así a reducir la ansiedad del visitante durante su estancia en este espacio y otorgándole tranquilidad para interactuar con la naturaleza y con otras personas sin la necesidad de un contacto directo.

Área dedicada a niños menores de 12 años con juegos para motricidad indicados en pavimento de diferentes colores para evitar contacto con superficies y una convivencia a distancia sin barreras físicas
Ilustración: Sofía Celaya

Comparte con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares