El Jardín Botánico Regional “Roger Orellana” del CICY

Comparte con el mundo!

La península de Yucatán cuenta con paisajes naturales muy característicos, en los que se presentan diversos tipos de vegetación tropicales, cuya flora se calcula asciende a más de 2,500 especies.

Más de 4,000 años de ocupación humana en la península ha ocasionado sobre todo durante los últimos 150 años, que muchos de estos paisajes estén alterados, ya que hubo importantes cambios de uso del territorio, lo que se reflejó en modificaciones al paisaje.

“Viveros” del jardín botánico, 1985
Fotografía: Roger Orellana

Para dar una evidencia de la importancia de la vegetación, la conservación, uso y respeto por las plantas, fue que se generó el Jardín Botánico Regional hace más de 35 años. Cuando iniciamos nuestras labores en 1980 en el Centro de Investigación Científica de Yucatán, hicimos la propuesta de establecer un jardín botánico regional, ya que no existía en la península ninguno en donde estuviera representada la flora útil y silvestre de la región. En 1982 con la donación del terreno -un antiguo plantel de henequén-, donde estarían las instalaciones, acordamos con el director general que nos otorgaría inicialmente toda la parte trasera del terreno, equivalente casi a 3 ha, para poder establecer el jardín botánico. Fue en 1982 que iniciamos las labores entre algunos intendentes y académicos. Con el devenir de los años, se obtuvieron fondos federales, estatales e internacionales.

Infraestructura inicial, 1981
Fotografía: Roger Orellana

El criterio de establecimiento de las diferentes colecciones del jardín botánico correspondió a los criterios establecidos por Ángela Leiva (1981), a saber; a) taxonómico, por la clasificación de las plantas, b) fitogeográfico, que corresponde a representaciones de diversos paisajes dentro de los diferentes tipos de vegetación, c) ecológico, por las formas de vida que pueda ser posible tener en cultivo y, d) socioeconómico, que puede ser por los diferentes usos medicinales, ceremoniales, industriales, etc. Siguiendo siempre estos criterios, se adicionaron las colecciones didácticas. Actualmente el jardín botánico tiene 20 colecciones y sigue los siguientes cometidos, establecidos por la BGCI: 1. Contar con colecciones vivas de plantas, identificadas y etiquetadas. 2. Tener programas de conservación. 3. Realizar investigación científica. 4. Contar con programas de educación ambiental, y de cultura y recreación.

Mapa del Jardín Botánico Regional “Roger Orellana”
Ilustración: Arq. Psj. Luisi Leyva

El Jardín Botánico Regional se ha vuelto un hito en el estudio y conciencia de la conservación de las plantas de la región. Debido al crecimiento de la ciudad, es ya un “pulmón verde”, en el que habitan más de 17,000 individuos de plantas, pertenecientes a 700 especies, la gran mayoría nativas de la península de Yucatán. Están organizadas en las siguientes colecciones:
– Colecciones taxonómicas: Bromelias terrestres, asparagales (con agaves), arecáceas (palmeras) nativas y exóticas, commelináceas.

– Colecciones fitogeográficas: Selva baja caducifolia, bosque húmedo, vegetación de dunas costeras, representación de un petén, plantas endémicas.

– Colecciones ecológicas (por hábitos y formas de vida): Acuáticas, trepadoras, epífitas y, rupícolas y geófitas. Macrófitas (casa tropical), suculentas (casa del desierto).

– Socioeconómicas: Ornamentales, aromáticas, frutales nativos, medicinales.

– Didácticas: Jardín preescolar del descubrimiento, meliponario (abejas nativas), solar maya, jardín zen (de la contemplación).

Acuáticas y ornamentales
Fotografía: Roger Orellana
Arboretum de la selva baja caducifolia colección de criterio fitogeográfico
Fotografía: Roger Orellana

Adicionalmente a las colecciones y como parte de los planes de conservación, se tiene un vivero comercial en el que se propagan actualmente a partir de semillas 125 especies nativas, la mayoría de origen silvestre. De estas, 14 están registradas en la NOM-059, es decir, en riesgo o en peligro de extinción. El jardín botánico tiene un programa de actividades tanto educativas (visitas autónomas, visitas guiadas, materiales didácticos), como culturales (conciertos, encuentros culinarios, exposiciones). Esperamos que el jardín botánico siga siendo un elemento primordial en el conocimiento, uso y respeto de las plantas, sobre todo las nativas de la península de Yucatán.

Urocyon cinereoargenteus en el Jardín Botánico Regional “Roger Orellana”
Fotografía: Lilia Carrillo

Comparte con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares