fbpx

Campos de agave en Arandas, Jalisco

Fotografía: Salvador Cueva

Estar en contacto con la naturaleza y poder tomar fotografías de paisajes, hace que entre en un modo de calma.

Me gusta mucho contemplar, respirar y observar paisajes nuevos, tierra y mar de diferentes colores, montañas, bosques, etc. Darse cuenta que no hay ningún edificio o automóvil que contamine el entorno es una sensación increíble. En febrero de este año me contactaron de Tequila Ocho, una marca de tequila ubicada en el municipio de Arandas, Jalisco, para tomar fotografías de los paisajes y del proceso de la elaboración del tequila.

Afortunadamente la marca quería fotos de los campos de agave con el amanecer y atardecer de fondo. Ver el cambio de colores que va presentando el cielo con el paso del tiempo es una sensación de felicidad muy agradable. Para retratar esos momentos se cuenta con muy poco tiempo ya que cambian de manera rápida los colores.

Campos de Tequila Ocho
Fotografía: Salvador Cueva

Pasar por Arandas y observar campos de agaves fue fascinante, pero me pareció más impresionante llegar a los campos de Tequila Ocho y ver la tierra de color rojo y un poco de naranja, como color adobe, en contraste con el maguey verde azulado (agave tequilana). Recorrerlos para saber qué retratar fue un poco difícil ya que todo alrededor era muy lindo. Al final decidí retratar todo.

“Los campos de agave tequilana son muy atractivos visualmente debido a la forma en que siembran largas líneas de maguey, haciendo que la simetría y el minimalismo se hagan presentes, lo que refuerza mi tranquilidad al contemplarlos.”

Agave tequilana
Fotografía: Salvador Cueva

El clima en la zona fue muy agradable, fresco por el amanecer y cálido conforme iba transcurriendo el día, aunque al estar mucho tiempo en el campo, el calor cada vez se hacía más notorio.

El color del agave tequilana es muy interesante, sus tonos van desde verdes hacia el azul, varía dependiendo de cómo le llegue la luz a la planta y la hora del día. No hay duda que su intensidad de color combinado con el azul del cielo resulta altamente atractivo para fotografiar.

Poder retratarlos y conocer la planta fue una muy buena experiencia.
Además, siempre digo que cada viaje es un aprendizaje, cualquiera que sea el destino.

Atardecer
Fotografía: Salvador Cueva

“Viajar hace que siempre regreses con mayor conocimiento.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *