La Terraza, un Mirador hacia el Paisaje

Comparte con el mundo!

Una terraza es un área externa, plana y abierta, utilizada, ya sea como elemento integral del paisaje a modo de extensión en la parte superior de un edificio, o a nivel de piso apoyada sobre un terraplén o una base sólida (ya sea natural o artificial). El término comúnmente se aplica a una plataforma elevada frente a un edificio rodeada por un barandal. Generalmente están abiertas al cielo o cubiertas parcialmente. Se utilizan para actividades de ocio, para descansar, meditar y principalmente para apreciar una vista o paisaje. Desde tiempos prehistóricos, las diferentes civilizaciones crearon terrazas agrícolas en terrenos naturales con fines de producción agrícola y fueron de un valor inapreciable para el desarrollo de la agronomía en todo el mundo, pues sirvieron como un sistema de riego natural. Se formaban plataformas a diferentes niveles aprovechando las pendientes de los montes y montañas (desde uno más alto hasta uno más bajo), de manera que, al saturarse de agua la plataforma superior, por gravedad descendía a las inferiores consiguiendo un riego uniforme y sostenido.

Terrazas de cultivo

Las terrazas arquitectónicas son igualmente antiguas. Se han encontrado ejemplos de ellas en el Medio Oriente en Nahal Oren y en Tel Yarmut datadas entre el año 2500 a.C. Estas se extendieron a nivel mundial y se pueden encontrar ejemplos de ellas en muchos lugares de Asia y en sitios tan remotos como la isla Babeldaob en el Océano Pacífico. Pueden estar abiertas o parcialmente cubiertas de acuerdo con el clima y el lugar. En el Occidente, fueron también utilizadas extensamente desde el año 1700 a.C. a lo largo de Grecia, tanto en la arquitectura pública como en la privada. Se pueden encontrar terrazas creadas aprovechando las azoteas de casas o edificios en Knossos. De igual manera fueron muy utilizadas en el Imperio Romano, y su uso se extendió por toda Europa en casas y templos como los de la isla de Java desde el año 800 d.C. Se usan a menudo en residencias privadas. En Asia, las casas tailandesas tradicionales están construidas alrededor de una terraza central, o un chaan. Las teorías arquitectónicas para el uso y diseño de terrazas varían ampliamente desde el punto de vista geográfico e histórico. En la primera parte del siglo 20, los arquitectos Henry y Theodore Hubbard argumentaron que la función básica de una terraza era como «un elemento interesante de un edificio aún más interesante».

Grecia

Más recientemente, la arquitecta inglesa Catherine Dee ha afirmado que las terrazas se usan de manera más común para unir la estructura al paisaje y, como una extensión del espacio habitable. Según ella, son incluso una de las formas de arquitectura más utilizadas en el siglo XXI, junto con los vestíbulos de entrada, las escaleras y los corredores1. Las terrazas no siempre deben sobresalir de un edificio; un área de techo plano puede ser utilizado para la actividad social. En Venecia, Italia, por ejemplo, las terrazas en la azotea (o altana) son la forma más común de tenerlas, de hecho, se encuentran en la gran mayoría de las edificaciones. Desarrolladas alrededor del año 1500 d.C., consisten en una plataforma de madera con pequeños espacios entre las tablas del piso. La altana era originalmente un lugar donde la ropa se colgaba para secarse (de ahí los espacios en el piso por donde podía pasar el agua). Hoy, sin embargo, se usan principalmente para fines sociales.

Altana,Venezia
Fotografía: Rui Ornelas creativecommons.org

En las montañas o en un terreno adecuado con buena visibilidad, a menudo se crean terrazas de observación a nivel del suelo en carreteras llamados miradores. La plataforma en sí puede diseñarse como un área al aire libre, parcial o totalmente cubierta o sombreada por un toldo o pérgola. El espacio exterior puede conectarse directamente a la terraza o estar en un nivel inferior o superior en una pendiente y conectarse por escaleras o rampas a la plataforma.

“La terraza nos invita a disfrutar y apreciar el paisaje, nos conecta con el entorno y nos regala la posibilidad de encuadrar una vista determinada de un paisaje.”

Terraza de observación, mirador
Fotografía: Pexels.com

La terraza en sí es como un patio exterior. Como elemento arquitectónico, implica una transición entre el interior de un edificio y el espacio adyacente, pero, a diferencia del patio, mira hacia el exterior y no hacia el interior. Además, el patio está delimitado por edificios y corredores, mientras que la terraza generalmente está abierta al menos en uno de sus lados (el que da a la vista). Es pues un punto con ubicación privilegiada que nos invita a disfrutar y apreciar el paisaje, nos conecta con el entorno y nos regala la posibilidad de encuadrar una vista determinada de un paisaje y de crear una conexión física y espiritual con ella. Por lo tanto, es un mirador que sirve como espacio de transición al infinito, desde donde el hombre, en una inmejorable butaca, se convierte en un espectador privilegiado de una vista donde el paisaje es el actor principal.

La terraza es un mirador que sirve como espacio de transición al infinito
Fotografía: Pexels.com
1 Dee Catherine, «To Design Landscape: Art, Nature and Utility” Utility,» ResearchGate, https://www.researchgate.net/publication/282072228_To_design_landscape_Art_nature_utility

Comparte con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares