El momento que el mundo atraviesa es único y está marcado por una onda de incertidumbre y miedo de convivir en espacios públicos.