Un espacio de clase mundial, salvaje de corazón, en el parque más histórico de Sydney.