El Bambú y sus Propiedades

Comparte con el mundo!

Nuestro equipo cree en proyectar espacios que tengan vida, y no hay nada más vivo que la naturaleza y la conexión que se pueda llegar a hacer con ésta por medio de materiales que tangiblemente se puedan asimilar con el exterior. Nuestra visión para crear espacios vivos nace de llevar la arquitectura, desde un punto conceptual relacionado con la naturaleza, hasta crear un espacio que asemeje la sensación, ya sea de estar caminando en una montaña, con una casa escalonada (Casa Atalaya) o recorriendo un sendero totalmente lleno de vegetación en un pasillo de un departamento (Landare).

Esto hace que cualquier tipo de proyecto, ya sea un edificio de departamentos unificados por un cenote artificial (Tsonot), o un club de playa en el cual se respeta totalmente el contexto haciendo que el lujo sea más natural que material.

Proyecto Landare
Ilustración: Arista Cero

Estudiando más a la naturaleza, nos dimos cuenta que no tiene ángulos rectos y en su gran mayoría tiene una forma orgánica o en espiral; de ahí surge la idea de ir creando espacios similares, también nos dio la oportunidad de conocer el bambú; material que al saber usarlo puedes crear una variedad de espacios infinitos y llevar hasta de manera conceptual la forma de una hoja a un espacio habitable (Leha).

Son muy interesantes las características que hacen ser a este material lo que es, se le llama acero vegetal por todos los usos que tiene: formar columnas, vigas, puertas, cimentaciones, cubiertas etc.

Bambú

Es un producto sostenible ya que más que cortarlo se le “poda” a diferencia de la madera, de esta manera se retiran los bambús rollizos que tengan hasta 5 años de vida, dejando que los demás sigan con su ciclo de vida. El uso de bambú en sustitución de la madera hace que no se vayan perdiendo los bosques al talarlos exceptuando claro, un bosque de bambús (Bosques de Bali).

Bosques de Bali
Fotografía: Dion Hinchcliffe, creativecommons.org

Dentro de las ventajas de su uso está la abundancia del material, la accesibilidad, al igual de que es económico, y eso hace que hoy en día se use para aplicaciones técnicas, estructuras complejas e innovadoras, ya que es de bajo impacto invasivo, y en contexto hace que poco a poco se deje de usar solamente en espacios tropicales, y se vaya implementando en cualquier proyecto de la vida cotidiana (Nah Chiich).

“Leha” formado en su contorno por latas de bambú que se vuelven la columna y la vida del proyecto, y en su centro bambús rollizos abrazando una palmera ubicada en el sitio.
Ilustración: Arista Cero

Cortando el bambú rollizo en tiras o “latas” es muy interesante la flexibilidad que este producto tiene, al igual que su resistencia al momento de crear espacios curvos. Puedes hacer círculos o elipses que conforman la estructura, la función y lo estético del material.

De esta manera, utilizando las latas en unión, haciendo fuerza, se puede lograr un elemento que funciona como columna que al mismo tiempo se vuelve una viga que por medio de tejidos hace una geometría sagrada fractal que funciona como cubierta (Leha) y de la misma manera se pueden crear domos, cúpulas y formas orgánicas (Talam) para crear un espacio donde la energía fluya.

“Debido a todos los usos del bambú se le llama acero vegetal”.

Proyecto Talam
Ilustración: Arista Cero

Comparte con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares