fbpx

La importancia de la paleta vegetal en el diseño de paisaje

Se conoce como paleta vegetal al listado de especies que se eligen e incorporan a un diseño paisajístico. Se trata de información valiosa, ya que la selección de las especies está profundamente ligada con el éxito o el fracaso de cualquier proyecto.

Saber seleccionar la paleta vegetal es diseñar a futuro, es tener la oportunidad de proyectar espacios sustentables que no requi- eran de tantos cuidados y recursos, es elegir flora que brinde identidad al sitio y sea refugio de la fauna, es crear espacios que inviten a los usuarios a disfrutarlo y vivirlo en armonía.

Vivero Fotografía: Carla Bajonero

Para elegir la paleta vegetal es importante tomar en cuenta factores ambientales, estéticos y funcionales.
El factor principal y fundamental para la selección de especies es el factor ambiental: el clima, topografía, insolación, precipitación, tipo de suelo, corrientes de aire y temperatura, que determinarán el tipo de plantas que podrán establecerse adecuadamente. Si se ignoran los factores ambientales, es muy probable que las plantas se estresen, gasten energía y recursos tratando de adaptarse al nuevo medio.

Conocer la forma, el hábito de crecimiento, el tamaño cuando la planta llega a su madurez, los colores del follaje y las flores, la permanencia de las hojas, así como la época de floración y fructificación son algunas características que conforman el factor estético y aportan belleza al diseño; su adecuada utilización dará como resultado una combinación única y dinámica en las estaciones del año.

Diagrama: Mónica Olivera S.

“Conocer los criterios funcionales de las especies y aplicarlos sabiamente en el diseño de paisaje, garantizará el éxito del proyecto en cualquiera de sus fases: diseño, instalación, adaptación y mantenimiento.”

Por último, los factores funcionales determinaran la eficiencia del diseño. Algunos ejemplos son el tipo de raíz, la especificidad en el tipo de suelo, frecuencia de riego, necesidad de poda, disponibilidad en el mercado, resistencia a contaminantes, susceptibilidad a plagas y/o enfermedades, aportación de beneficios ecológicos y usos potenciales. Si no se toman en cuenta los factores funcionales, se podrán ver reflejados en los gastos de mantenimiento, y hasta por remover individuos muertos y reemplazarlos.

En cambio, si se selecciona una paleta vegetal usando
a favor sus beneficios ambientales, se puede lograr un diseño sustentable, donde una especie aporte nutrientes a otra, donde flores específicas atraigan polinizadores para garantizar los frutos de algún árbol comestible o simplemente por el espectáculo de observar las aves anidando y reactivando el ecosistema.

Elección de plantas
Fotografía: María José Soulé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *