Cantera botánica

Comparte con el mundo!

Un espacio público para regresar la montaña a la ciudad.

En los últimos años se ha visto un incremento en la contaminación del aire de la ciudad de Monterrey, y los medios de comunicación han dado un especial enfoque a las canteras activas en el área metropolitana. Además, las que quedaron inactivas se han abandonado, sin remediar la fragmentación del hábitat. Esta situación ha insertado una idea negativa en el ciudadano hacia las llamadas pedreras. Este proyecto es un desarrollo a largo plazo con la oportunidad de cambiar un espacio de destrucción a uno de resiliencia ambiental, como sucedió con la Fundidora de Monterrey que ahora es patrimonio industrial.

Monterrey es llamada “La ciudad de las montañas”, las cuales dan servicios ambientales (como la regulación del clima, del ciclo del agua y generación de oxígeno) y son parte intrínseca de la identidad del regiomontano. Partiendo de un análisis histórico de la percepción de la ciudad, se construyó un imaginario dividido en los siguientes capítulos: Mapas antiguos, Tierra Pura, Hombre y Montaña, Arquitectura en el Paisaje, Ciudad de Montañas y Un Paisaje Vivo.

Sucesión de las islas y reclamación botánica de la cantera
Ilustración: MSc. Arq. Linda Alejandra Martínez Muñoz 

La explotación de minas y canteras es una de las mayores actividades humanas que se observa aún desde el espacio. En estos paisajes post-industriales recae el paradigma antropogénico de un ecosistema donde la naturaleza y el artificio, ahora son inseparables.

El Cerro de las Mitras forma parte de la Sierra Madre Oriental, uno de los sistemas montañosos que atraviesa al país de Norte a Sur. En la cantera, cuya superficie es de 150 hectáreas, se extraía piedra caliza debido a la composición geológica de los estratos y se destinaba para materiales de construcción.

Las estrategias de restauración del suelo orgánico promueven la recuperación de ecosistemas alterados, con el fin de renovar su estructura natural y función. Se decidió proponer la regeneración del paisaje, a través de una intervención botánica que conserve la vegetación nativa de la región semidesértica, adaptada a los tipos de clima locales: Cálido árido y Húmedo Sub-tropical.

Este plan se integra a los corredores ecológicos formados por las áreas naturales protegidas, como el Parque Nacional Cumbres de Monterrey y el sistema de parques públicos.

Vista de la pedrera recuperada
Fotografía: MSc. Arq. Linda Alejandra Martínez Muñoz 

Se compilaron los catálogos de flora y fauna del Cerro de las Mitras. Las especies nativas y especialmente en peligro de extinción, son preservadas e introducidas al público en exposiciones permanentes y temporales. La región citrícola del estado de Nuevo León se integra al jardín para exponer la importancia de formar paisajes productivos. Los visitantes podrán comer los frutos completando su experiencia sensorial.

La altitud de la cantera varía entre los 600-1400 m.s.n.m. Los ecosistemas se colocaron dependiendo de las alturas sobre el nivel del mar, la orientación, la humedad del suelo y la extensión del área.

“El objetivo es crear un espacio público donde escénicamente los visitantes observen la ciudad desde la montaña, pero también una ciudad que observa su montaña restaurada.”

Los tipos de suelos determinaron tanto áreas edificables como de vegetación:

• Roca expuesta: se dejó intacta y con estructuras de refuerzo en sus límites (elementos de contención, mallas preventivas, anclajes).

• Grava: áreas edificables o de reclamación.
• Arena: áreas de recreo con posibles edificaciones-

• Área verde sin alteraciones: respetada.
• Suelo reclamado o mixto: respetado.

Se diseñaron islas en forma de montículos que representan una abstracción de la montaña misma. En ellas se mejora la calidad del suelo mediante prácticas forestales y se siembra nueva vegetación. Las plantas sobrepasarán espontáneamente los límites de estas islas, proliferándose hacia el resto de la cantera.

Vista aérea del auditorio al aire libre en hueco existente
Ilustración: MSc. Arq. Linda Alejandra Martínez Muñoz 

El programa incluye un auditorio al aire libre, un museo de las pedreras, un centro de investigación botánica regional, zona de asadores, exhibición y venta de plantas, caminos para excursiones y senderismo que conectan con la montaña, entre otros. Se indican las fases de implementación en el tiempo con la sucesión progresiva de los ecosistemas en lapsos de 7 años.

Estas acciones en el paisaje a largo plazo, junto con el programa arquitectónico del parque, crearán una nueva ecología y un nuevo espacio público a disposición de los habitantes, capaz de llevar la montaña de regreso a la ciudad de Monterrey.

Escenario principal: exposición botánica y artística
Maqueta: MSc. Arq. Linda Alejandra Martínez Muñoz

Comparte con el mundo!

1 thought on “Cantera botánica”

    • José María kostas
    • posted on julio 26, 2021

    Se requiere rehacer parte del mundo .. y nuestra relación con él. Lo lograremos con aplicación del conocimiento y paciencia. Pero hay que entrarle a la brevedad y generar las condiciones para el desarrollo de todo avance en ese sentido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares