El Ayuntamiento de Toronto de Viljo Revell (1965), y su Plaza Nathan Phillips (NPS por sus siglas en inglés), son una expresión integrada e icónica del Modernismo.