TIJ

Comparte con el mundo!

TIJ ES UNA PALABRA HOLANDESA QUE SE USA DE BROMA. “TIJ” SIGNIFICA “MAREA” Y BÁSICAMENTE SE REFIERE A LAS MAREAS QUE REGRESAN AL HARINGVLIET, PERO CUANDO ESTA PALABRA ES PRONUNCIADA RÁPIDAMENTE TAMBIÉN SIGNIFICA “EL HUEVO”.

Mirador TIJ
Fotografía: Merijn Koelink

El mirador TIJ es el elemento más grande y más sorprendente dentro de una serie de objetos que fueron diseñados para celebrar la apertura de las compuertas de Haringvliet en noviembre del año 2018. Las compuertas se abrieron para mejorar la calidad del agua y la biodiversidad, y de igual manera para estimular la migración de peces desde el Mar del Norte hasta la desembocadura del río Maas y el río Rhine, en los Países Bajos.

Esto con el afán de que se cree un entorno natural nuevo, resistente y tolerante a la sal; y que la biodiversidad en las reservas naturales circundantes aumente y se desarrolle un ecosistema más sólido y saludable en los próximos años. Para permitir que las personas experimenten y exploren estos cambios, se diseñaron una serie de observatorios de aves en el área de Haringvliet.

Plan Maestro
Ilustración: RO&AD ARCHITECTEN

Tij simula un observatorio de aves con forma de huevo, está situado en Scheelhoek, una reserva natural cerca de la esclusa Haringvliet, cerca de Stellendam, Países Bajos. La reserva consta de grandes camas de caña situadas en el interior de la zona costera, y de algunas islas de arena plana en el exterior de la zona.

Ave Charrán patinegro
Fotografía: Katja Effting

Estas islas son áreas de reproducción y alimentaciónpara varias especies de aves, como el pájaro charrán o estérnido (Sternidae), la espátula (Platalea) y el icono de esta zona, el pájaro charrán patínegro (Thalasseus sandvicensis).

Sendero hacia el mirador TIJ
Fotografía: Katja Effting

El observatorio es parte de un plan de paisajismo a gran escala donde las personas pueden experimentar la reserva natural de Scheelhoek en un paseo desde el área de estacionamiento hasta el mirador. Caminando a lo largo del sendero, los visitantes pueden ver varios tipos de biotopo de aves, como por ejemplo, el ave avión zapador (Riparia riparia), varios tipos de aves limícolas y, por supuesto, los charranes.

Tunel con agujeros para anidación de aves
Fotografía: Katja Effting

Para evitar que las aves sean perturbadas, la última sección del camino es en realidad un túnel hecho con postes de amarre reutilizados, y con tablones de madera azobe de segunda mano, los cuales alguna vez se usaron en la industria del ladrillo. El túnel está cubierto de arena para proporcionar un hábitat a las aves.

El exterior del túnel proporciona agujeros de anidación artificiales para las aves limícolas. El punto final de la ruta a pie, es el observatorio de aves con forma de huevo, desde donde se pueden observar a los charranes y a todas las demás especies que viven en y alrededor del agua.

Alzado vista sur
Ilustración: RO&AD ARCHITECTEN

El observatorio está inspirado en un huevo de charrán patínegro (Thalasseus sandvicensis), y se sienta en un nido de arena, como lo hubiera hecho un charrán patínegro. El nido del huevo consiste en “plumas” verticales de postes de castaño, cañas y pequeñas dunas de arena. El huevo en sí está diseñado paramétricamente para lograr una buena relación entre forma, integridad estructural, tamaño de la madera y tamaño de las aberturas.

El mirador esta inspirado en la forma de huevo de ave Charrán patinegro
Fotografía: Katja Effting

La estructura se ha construido como un «Archivo de Fábrica Zollinger» con el fin de poder proporcionar tramos relativamente grandes usando pequeñas piezas de madera. La parte inferior del huevo, la cual se inunda algunas veces durante el año, está hecha de madera de accoya. La parte superior, que se mantiene seca todo el año está hecha de madera de pino. El techo está cubierto con paja de caña local, cosechada desde el interior de las defensas del mar.

Corte
Ilustración: RO&AD ARCHITECTEN

El techo de paja se detiene justo por encima de la línea de agua. El piso dentro del huevo es de una madera híbrida (CLT); con piso de concreto que actúa como un estabilizador estructural y desde ahí, es donde puedes encontrar una hermosa vista de las islas circundantes, las compuertas de Haringvliet y el agua.

Interior del mirador TIJ
Fotografía: Katja Effting

Tij tiene paja de caña local y una estructura de madera que consta de 402 piezas, las cuales fueron ensambladas en el sitio y se puede desmontar completamente. A través de su reutilización, su modularidad, sus materiales y su contribución al entorno natural, es casi completamente circular y sostenible.

Reflejando la transitoriedad natural de todas las cosas, se debe tener en cuenta que el mirador es temporal y se desmontará en un futuro. En ese momento, podrá ser reutilizado o reciclado sin efectos perjudiciales para la naturaleza o el hombre.

“De esta manera, hemos creado un ecosistema, donde el hombre y la naturaleza pueden acercarse y juntos ser parte del mundo de cada uno.”

Mirador TIJ, vista aérea
Fotografía: Merijn Koelink

Comparte con el mundo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares