fbpx

Cocinas exteriores

Poder cocinar en una terraza o al aire libre es una experiencia que definitivamente nos estimula los sentidos: el olfato, al percibir el aroma de los alimentos cocinados a las brasas; el tacto, al sentir los cambios de temperatura según la proximidad con el asador; el oído, al escuchar el crepitar de los carbones o la madera; la vista, al observar el efecto hipnótico de las flamas; y por supuesto, el gusto, al probar la comida con ese peculiar sabor ahumado.

Una cocina exterior significa un reto para muchas personas debido a que implica un constante mantenimiento, pues son pocos los materiales que resisten las condiciones climáticas del exterior.

Casa Mireles-Ancona.
Por: Arq. Aldo Munguía Mireles.
Fotografía: Lumi Lara.

El asador, ya sea portátil o construido en sitio, es definitivamente el protagonista de una cocina exterior.

Fotografía:
www.azullago.com

La parte exterior de gavetas y cajones se recomiendan de cristal, de acero inoxidable o de madera sólida como teca.

Fotografía: Alucuines

Los muebles de cocina con estructura de aluminio son ideales para la intemperie ya que son resistentes a altas temperaturas, impermeables, de fácil limpieza, anticorrosivos y duraderos.

Fotografía: Alucuines

Una tendencia es la combinación de acabados, ya sea que las gavetas sean de madera y los cajones de vidrio o acero inoxidable, o viceversa.

Los colores más utilizados en acabados de cristal son: 1.blanco y negro, 2.los diferentes tonos de grises. En cuanto a la madera se recomienda un aspecto natural en el que se aprecien las vetas, por ejemplo: 3.Teca (Tectona grandis).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *