fbpx

Las Plantas

El conocimiento de la vida y la clasificación de los seres vivos ha llegado a tal avance que en la actualidad se ha dividido en cinco reinos o dominios: Monera (que incluye a las bacterias), Archaea (extremófilas), Protoctista (protozoos y algas), Fungi (hongos y levaduras), Animalia (los animales metazoarios) y Plantae (plantas).

El reino o dominio de las Plantae o plantas se caracteriza, por ser organismos con células que contienen organelos, llamados cloroplastos con un pigmento verde fotosensible, la clorofila y un sistema metabólico que les permite producir su propia materia orgánica y energía a partir de la captación del dióxido de carbono, el agua y la luz.

Con esto, son capaces de producir energía, moléculas de azúcares y liberar oxígeno como un subproducto. Son por tanto organismos autótrofos, ya que a partir de estas moléculas pueden realizar cambios para usar los azúcares como fuente energética y fabricar así otros compuestos. Esa es la razón por lo que en ecología se denomina a las plantas como “productores primarios”. 

Las primeras plantas aparecieron aproximadamente hace 416 millones de años durante el Devónico; inicialmente sus formas fueron similares a la de sus ancestros las algas y derivaron en formas cercanas a los musgos; posteriormente aparecieron otras similares a helechos, para luego originar las gimnospermas (como las coníferas).

Durante el Cretácico aparecieron las angiospermas o plantas con flores. 

A lo largo de toda la cronología, las plantas han presentado una creciente complejidad en sus estructuras y asimismo una gran cantidad se ha extinto.

Las plantas han evolucionado a diferentes formas de vida: la gran división es la de herbáceas y leñosas. Así tenemos como formas de vida a árboles, arbustos, hierbas, geófitas, rosetas, epífitas, palmeras, trepadoras y las parásitas.

El componente evidente de los biomas, de la vegetación y de los paisajes, son las comunidades de plantas con todas las formas de vida visible que puedan albergar. Los herbívoros, dependen de las plantas y los carnívoros dependen de las poblaciones de herbívoros. 

“Sin la presencia de las plantas no podemos concebir los ecosistemas ni los paisajes tal y como son en la actualidad. Ya que las plantas son sésiles, es decir no se mueven, forman asociaciones entre éstas, generando comunidades y tipos de vegetación que cubren los continentes en relación a los diferentes climas.”

Por último, de toda esta cadena también depende la supervivencia del humano.

Otra característica importante es que las plantas no habitan uniformemente el planeta y cada especie tiene su área de distribución. Así, hay especies de amplia distribución otras de distribución restringida.

Algunas son de aparición muy reciente y otras más antiguas. Otras son relicto de antiguas grandes distribuciones. Algunas regiones del mundo resultan de especial interés, por su característica flora, y porque son antiguos centros de origen de procesos de domesticación de las plantas para diferentes fines como alimenticias, textiles, ornamentales, medicinales, etc.

Una región, que para nosotros es de especial importancia es Mesoamérica que abarca la parte sur de México.

De esto solamente hay que recordar que México es el país del mundo que ocupa la cuarta posición en biodiversidad. En este, se estima que se da alojo a cerca de 30 mil especies de plantas (datos de CONABIO, 26495 especies) cubriendo todas las formas de vida posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *