fbpx

Parque en el ex basurero municipal de la ciudad de Mérida, Yucatán

En ocasiones la naturaleza se abre espacio en los lugares más inusitados. Una muestra de ello ocurre al poniente de la ciudad de Mérida, Yucatán, en el predio de más de tres hectáreas donde estuviera el basurero municipal.

Después de muchos años como tiradero a cielo abierto, el basurero municipal de la Ciudad de Mérida, Yucatán, fue clausurado a finales de la década de los 90, iniciando un proceso de recuperación con el crecimiento de manera natural de la vegetación. Además, se han tomado medidas y acciones, como cubrir los antiguos montículos de basura con material producto de trituración de piedra y una capa de suelo a base de tierra vegetal, e inyectar cotidianamente agua proveniente de un pozo profundo.

Hoy en día, después de algunas intervenciones, el sitio dista mucho de ser aquel basurero, convertido ahora en un paisaje de percepción natural al encontrarse conformado por una gran pradera que cubre con una topografía levemente accidentada lo que ayer fueron los relieves formados por montañas de basura, sirviendo de sustrato a una incipiente vegetación nativa espontánea, así como brindando hogar a una diversa fauna silvestre, como las casi 40 especies de aves que han encontrado refugio en el cuerpo de agua que se ha formado con la inyección diaria de este líquido.

Plano de vegetación existente.

Producto de una tesis de posgrado, el presente proyecto fue creado desde el punto de vista de tomar un espacio de la ciudad de Mérida en abandono, deteriorado, con mala imagen y con alto grado de degradación e insalubridad, para reciclarlo, reorientarlo y reintegrarlo a la vida cotidiana de la comunidad, para dotar a los habitantes de la zona de un espacio verde público de esparcimiento y de armonía con la naturaleza, con las adecuaciones e infraestructura necesarias para llevar a cabo diferentes actividades recreativas, contemplativas, deportivas y educativas. Su realización podría servir como detonador de proyectos que eduquen a los niños, jóvenes y adultos en el adecuado manejo de la basura, atienda los problemas de contaminación que genera la basura, así como la posibilidad de reciclar muchos elementos que actualmente se tiran, todo esto a partir de una intervención paisajística.

Tras efectuar un levantamiento topográfico, un levantamiento fotográfico y un censo-levantamiento de los diferentes géneros y familias de la paleta vegetal existente, se desarrolló un diagnóstico para poder finalmente proponer un Proyecto Paisajístico, dividiendo el terreno en cinco zonas homogéneas que presentaban características similares, a partir de las cuales se estableció el potencial por zonas.

Plano de diagnóstico inicial, dividiendo el predio en zonas.

Zona 1: Consolidar el paisaje; actividades de observación, conservación y saneamiento. Proponer un área de observación y contemplación de aves y plantas acuáticas, dotándolo de un servicio de información para conocimiento y divulgación a la sociedad.

Zona 2: Aplicar el reciclaje y reutilización de espacios en abandono, aplicar conceptos de tecnología y educación. Incorporar un espacio de mala imagen y malos olores, dotándolo de servicios de divulgación para la conservación, reciclaje y manejo de los desechos.

Zona 3: Intervención con los desechos para educación de niños, jóvenes y adultos y concientizar a la sociedad sobre el manejo de los desechos de nuestra sociedad actual. Proponer un espacio de esparcimiento y recreación mediante recorridos y estancias que permitan y faciliten la convivencia de los usuarios.

Zona 4: Espacios con grandes posibilidades de integración al proyecto. Proponer proyectos de recreación deportiva, juegos y esparcimientos para los habitantes de la zona particularmente dirigidos a los jóvenes.

Zona 5: Preexistencias. Integrar los espacios existentes a las nuevas actividades del conjunto. Vigilar y proponer la integración de las áreas existentes a las nuevas propuestas de uso.

“El proyecto se basa en la creación de un parque que ofrezca a la zona poniente de la ciudad un espacio de esparcimiento con las adecuaciones e infraestructura necesarias para llevar a cabo diferentes actividades, todo esto a partir de una intervención paisajística.”

Dibujo en perspectiva de “El Museo del Reciclaje. Por: Mario Alberto de Jesús Peniche López.
Tres cortes arquitectónicos. Por: Mario Alberto de Jesús Peniche López.
Izquierda: Perspectiva del Acceso Principal al Parque.
Render: Mario Alberto de Jesús Peniche López.
Perspectiva de “El Museo del Reciclaje”.
Render: Mario Alberto de Jesús Peniche López.

La realización de un proyecto de esta naturaleza proveería de un pulmón verde para los habitantes de los desarrollos de vivienda, actuales y futuros de esta zona de la ciudad en franco crecimiento y expansión, mejorando la calidad visual de todos los usuarios del periférico, a la vez de completar el saneamiento del sitio con mejoramiento del hábitat, promoviendo la participación de diversos sectores de la sociedad en acciones de recreación y educación ambiental en armonía con la naturaleza, contribuyendo a la revaloración de los espacios verdes en el área urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *