fbpx

WAWA PUKLLAY: Proyecto Social de Equipamiento Público Infantil

El Valle del Colca está situado en la cordillera de los Andes en el extremo nororiental de la región Arequipa, Perú.

En este lugar, se encuentran el río Colca y el Cañón del Colca, por lo que cuenta con interesantes paisajes naturales y se caracteriza por su fauna: cóndores, llamas, alpacas, guanacos, vicuñas y vizcachas.

En este valle, los niños no cuentan con un equipamiento adecuado ni salubre para jugar y desarrollar ampliamente sus capacidades.

En respuesta a esta necesidad, en 2013, la Coordinadora Latinoamericana de Estudiantes de Arquitectura (CLEA) 1 desarrolló una iniciativa denominada WAWA PUKLLAY  (“niños jugando” en Quechua) para crear espacios recreativos a través del Taller Social Latinoamericano (TSL) 2.

En este artículo se presentan  la intervención realizada en el Pueblo de Coporaque.

Fotografía: Lara Placido. 2013

COPOPARQUE

Por: AGA estudio (Venezuela), Maximillian Nowotka (Venezuela), Lara Placido (Portugal), Enrique Villacis (Ecuador), Rocio Cayllahua (Perú) y Cesar Acurio (Perú), Estudiantes del Taller Coporaque – T.S.L 2103.

Fotografía: Orlando Vásquez. 2013

Los siguientes diagramas ilustran el proceso de intervención. Desde la situación original del espacio hasta la fase final: activación superficie-objeto.

Diagrama: AGA estudio

ESTRATEGIA PARA LA ACTIVACIÓN DEL ESPACIO

    • No promover un plan rígido regulador de la propuesta, sino por el contrario identificar e incorporar oportunidades que permitieran manifestar la cultural local de la población en el Pueblo de Coporaque.
  • Trabajar la relación objeto-superficie a través de la materialidad propia del espacio (tierra y pasto), materiales constructivos propios del sector (chaclas y troncos) y la recuperación de los artefactos existentes (tobogán y sube y baja) con los cuales ya estaban familiarizados los niños que en ocasiones hacen uso del lugar.
Fotografía: Enrique Villacis. 2013
Fotografía: Carlos Pérez. 2013

En función de todo lo descrito, se desarrolló un lugar de juego, un parque-paisaje como suerte de “bosque penetrable” sin lectura predispuesta para su recorrido.

Chaclas o mástiles de más de seis metros de altura dispuestos en toda la extensión del lugar, junto con una topografía de elevaciones y depresiones, crean un lugar que logra enlazar el escenario pasado con el nuevo, donde el niño puede explorar, experimentar y apropiarse del espacio.

El proyecto entrega un paisaje natural-artificial abierto y accesible para la distención de toda una población aislada y con muy pocos recursos, pero con una fuerte convicción de que la transformación de este espacio contribuye y genera un aporte significativo en las relaciones colectivas de los habitantes de la comunidad de Coporaque en el Valle del Colca.

Fotografía: Iván Juárez

Artículo completo en nuestra edición 03 versión impresa.

LITERATURA CONSULTADA

1  Coordinadora Latinoamericana de Estudiantes de Arquitectura, una organización sin fines de lucro integrada por estudiantes de arquitectura de 16 países de Latinoamérica, para más información visite www.clealatinoamerica.com

2  El TSL busca año con año reunir a la mayor cantidad de estudiantes latinoamericanos de arquitectura para abordar diferentes problemáticas de urbanismo, diseño, paisajismo, entre otras; en distintas ciudades de Latinoamérica, con el fin de formar arquitectos comprometidos con su cultura y su labor social.

3  De la palabra Quechua cákra. Pequeño terreno para el cultivo de hortalizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *