fbpx

Paisaje recreativo be-MINE, Beringen

En enero de 2015 el equipo de Carve y Omgeving (diseño) y Krinkels (contratista) ganaron una competencia internacional, la cual consistía en diseñar un espacio recreativo de aventuras y un hito, en una escombrera ubicada en Beringen, Bélgica.

La Montaña de Aventuras es parte de la actividad turística del proyecto recreativo be-MINE, que apunta a dar nueva vida al sitio industrial-arqueológico más grande de Flandes, la mina de carbón en Beringen. La antigua ciudad minera solicitó agregar una nueva función a la montaña de escombros de 60 metros de altura y revitalizar los antiguos edificios industriales en un punto de acceso cultural donde su historia se puede experimentar de una manera lúdica.

Plan maestro
Plano: Carve Landscape Architecture y OMGEVING Landscape Architecture

La intervención es un hito a gran escala, pero a través de su carácter recreativo también refleja la pequeña escala de un niño. Los valores del patrimonio industrial han sido un tema principal continuo en el proceso de diseño que dio como resultado un entorno de juego sin precedentes. La escombrera minera ha recibido un nuevo significado, arraigado tanto en el pasado como en el futuro.

El diseño consta de tres partes que crean una unidad con la montaña y su pasado: un bosque de polos como hito, una superficie de juego prismática y aventurera en el flanco de la montaña y una plaza de carbón en la parte superior de la mina. La columna vertebral del conjunto es una escalera recta que proporciona acceso a todos los niveles. Por la noche, una línea de luz a lo largo de las escaleras hace visible la topografía de la escombrera.

Proyección isométrica del bosque de polos Renders: Carve Landscape Architecture y OMGEVING Landscape Architecture

La topografía del paisaje ha recuperado su estructura y se hace visible por un polo conformado por 1,600 postes de madera anclados en el flanco norte de la mina, de arriba a abajo. Los postes redondeados se refieren al pasado minero; se utilizaron para soportar los kilómetros de pozos mineros subterráneos. Es un gesto espacial fuerte y una intervención que se relaciona con la escala de la colina y el patrimonio industrial en este lugar.

“La espectacular escala de este sitio, tanto en lo que se refiere a la altura del territorio como a su patrimonio industrial, es única en el paisaje relativamente plano de Limburgo-Flandes.”

Proyección isométrica del bosque de polos Renders: Carve Landscape Architecture y OMGEVING Landscape Architecture


Proyección isométrica del bosque de polos Renders: Carve Landscape Architecture y OMGEVING Landscape Architecture

Una parte entre los polos se ha dedicado a un área de juego de aventuras con vigas de equilibrio, redes para escalar, hamacas, un laberinto y una zona de cuerda. Los postes se colocan en una cuadrícula, lo que resulta en un interesante efecto de perspectiva, las líneas de visión crean una experiencia que recuerda los oscuros ejes mineros del pasado.

Punto culminante, el tobogán
Fotografía: Benoit Meeus

Enclavado entre el bosque de postes se encuentra una gran superficie de juego en forma prismática, donde ha sido “cubierta” la escombrera, siguiendo sus líneas de altura, un gesto que es visible desde lejos. La superficie es un objeto desafiante, que se estrecha hasta la cima y se “desmorona” al pie de la colina.

Proyección isométrica de la superficie prismática
Renders: Carve Landscape Architecture y OMGEVING Landscape Architecture

Todos los elementos de juego integrados tanto en el bosque de polos como en la superficie prismática, tienen una cosa en común: desafían a los niños físicamente, a jugar juntos y usar sus habilidades motoras. La sensación de un aumento en la altura y el nivel de dificultad del “rumbo” (cuanto más asciendes, más difícil se vuelve) pide colaboración y estímulo mutuo, hasta que uno llega a la cima.
La cooperación y la estimulación están, por lo tanto, intrínsecamente conectadas con la experiencia de juego, como una referencia relevante al duro trabajo físico de los antiguos mineros, que tenían que confiar el uno con el otro incondicionalmente.

Proyección isométrica de la superficie prismática
Renders: Carve Landscape Architecture y OMGEVING Landscape Architecture

En la parte superior de la mina, a sesenta metros de altura, se creó la ‘Plaza del Carbón’ que refleja tanto el pasado como el personaje actual de la escombrera. La plaza está hundida y visualiza la presencia del “oro negro”. Su posición hundida proporciona refugio contra los fuertes vientos en la cima de la colina. En el centro, el horizonte ya no será visible, dirigiendo toda la atención al cielo y a las nubes. Los bordes inclinados se pueden usar para sentarse y contienen información histórica sobre el sitio y el paisaje minero circundante. Los visitantes pueden dar un paseo por el elevado talud y disfrutar de las vistas panorámicas del paisaje minero de Limburgo.

Plaza del Carbón Fotografía: Benoit Meeus

“La Plaza del Carbón, con una vista panorámica de 360 ° sobre el patrimonio industrial y el paisaje circundante, es una merecida recompensa para las personas que han jugado y han escalado hasta la cima de la mina.”

Juntos, el bosque de polos, la superficie de juego prismática y la plaza del carbón crean una adición única al Plan Maestro de La Montaña de Aventuras, dibujada por Antea Group. En definitiva, son una valiosa contribución a la transición del mayor patrimonio industrial de Flandes hacia un proyecto turístico recreativo.

Zona para escalar
Fotografía: Benoit Meeus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *