fbpx

EL TALLER LANDWORKS

Una fructífera manera de revaluar los paisajes culturales.

Hoy en día, los paisajistas estamos convocados a lidiar con la complejidad, producida por el cruce caótico de flujos de personas, mercancías, informaciones y energías, los cuales provocan cambios irreversibles que afectan nuestro planeta.

En este contexto, el paisaje se convierte en el protagonista involuntario que sufre la inminencia de los acontecimientos.

Entre el torbellino de estos flujos y los cambios, creo que una actitud importante, y en cierto modo “salvadora”, sería tratar de volver a descubrir el sentido de los lugares: a partir de la lectura de las diferentes capas que componen el mosaico sofisticado del “lugar” y desde la comprensión profunda de su genius loci 1 para valorar y gestionar el nuevo paisaje cultural en su complejidad.

Realizar esto, sería fundamental para entender el sentido profundo de la palabra “sostenibilidad”, bastante mal empleada y sobre utilizada, para aprender a manejar los paisajes junto con las personas locales y habitantes temporales.

LandWorks-Cerdeña Edición 2016 – Masua y Nebida | 4 Elementos + 12 Monos por Pedro Camarena Berruecos, Christiane Sfeir, Bachar El Amine, Mimì Coviello y equipos de parkour y performance. Fotografía: Annacaterina Piras

Por lo tanto, sería de importancia estratégica para poner a prueba los límites de la disciplina, desde un enfoque multicultural y pluridisciplinario, tratando de encontrar lo más posible una interacción con los otros temas correlacionados como el arte, el diseño, la arquitectura, así como la antropología,y la sociología; junto con la ciencia, la biología, la geología, entre los otros.

Nuestro papel como educadores es capacitar a los estudiantes… para que sean capaces de revaluar los paisajes culturales contemporáneos, para crear una nueva generación de “facilitadores del paisaje”.

También sería importante tomar en consideración la política, la cooperación internacional, los estudios de gestión ambiental y de recursos humanos; los cuales que podrían ayudar en la formación de una nueva perspectiva dentro de nuestra práctica tradicional.

LandWorks-Cerdeña Edición 2016 – Masua y Nebida | 4 Elementos + 12 Monos por Pedro Camarena Berruecos, Christiane Sfeir, Bachar El Amine, Mimì Coviello y equipos de parkour y performance. Fotografía: Andrea Faggioni

Desde esta perspectiva, podría ser posible estimular y activar un nuevo enfoque, el cual acerca al paisajista tradicional hacia la figura de un “facilitador del paisaje”, transformándolo en una especie de mediador entre todas los actores interesados en el paisaje: la población local, las comunidades temporales, la administración local, la protección civil, guardabosques o incluso fuerzas militares.

En este momento, opino que tenemos que buscar un método diferente, así como una forma diferente de hacer la escuela de Arquitectura del Paisaje.

LandWorks-Cerdeña Edición 2015 – Argentiera | Nosotros no minamos por Ferdinand Ludwig y Sergio Sanna. Fotografía: Annacaterina Piras

Es crucial desarrollar un modelo de formación para la disciplina de Arquitectura de Paisaje, el cual anime a los estudiantes a experimentar nuevas formas, no sólo durante la aproximación a la fase de diseño, sino también antes de reunir una serie de análisis rigurosos.

Creo que nuestro papel como educadores es capacitar a los estudiantes en el desarrollo de marcos críticos y apoyarlos para que sean capaces de revaluar los paisajes culturales contemporáneos, creando así una nueva generación de “facilitadores del paisaje”.

LandWorks-Cerdeña Edición 2015 – Argentiera | Partículas Elementales por Henri Bava y Stefan Tischer. Fotografía: Annacaterina Piras

Una fórmula abierta y aplicable es el taller experimental llamado LandWorks-Cerdeña, fundado en 2011 dentro de la Maestría en Paisaje Mediterráneo Urbanismo, Departamento DADU de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Sassari, dirigida por Stefan Tischer.

Soy co-fundadora del Programa LandWorks y he sido Coordinadora Científica del Taller durante las últimas seis ediciones.

LandWorks-Cerdeña Edición 2016 – Masua and Nebida |Ruta de raíces, raíces a la ruta por Ferdinand Ludwig y Sergio Sanna. Fotografía: Annacaterina Piras

Con base en la antigua isla de Cerdeña, en medio del mar Mediterráneo, se trata básicamente de un programa operativo internacional que busca nuevas formas de analizar, resaltar, revitalizar y gestionar los paisajes contemporáneos culturales, con la participación de practicantes conocidos internacionalmente, provenientes de disciplinas muy diferentes como arquitectura del paisaje; danza, música, arte y arquitectura; quienes realizan, en un tiempo muy corto, instalaciones efímeras.

Lo hacen en colaboración con una diversidad de estudiantes internacionales, con los cuales crean un trabajo cooperativo, operativo y espontáneo, a través de un enfoque disciplinario y multi-cultural pluralista.

LandWorks-Cerdeña Edición 2016 – Masua and Nebida | Lluvia púrpura por Stefan Tischer y Sarkis Kourjian. Fotografía: Andrea Faggioni

El objetivo del taller es capacitar a los estudiantes en la arquitectura del paisaje a través de un taller “in situ”, en donde participan en actividades de carácter manual y práctico como la plantación, la excavación y la construcción de pequeños artefactos e instalaciones de paisaje.

“El Muro Verde”: Christian Phongphit.
Fotografía: Annacaterina Piras

Desde la primera edición, celebrada en el 2011, arquitectos paisajistas, diseñadores y artistas del medio ambiente, han explorado, diseñado y creado instalaciones efímeras en el paisaje mediterráneo de Cerdeña.

Los lugares de interés para el Programa LandWorks, se encuentran abandonados o en peligro dentro del contexto del paisaje mediterráneo contemporáneo.

De igual forma, las instalaciones artísticas ambientales son en su mayoría efímeras y siempre hechas con materiales naturales, o los residuos encontrados en el lugar.

“Listón rojo”: Pedro Camarena Berruecos + Bachar El Amine Fotografía: Andrea Faggioni

Algunas de las instalaciones producidas en colaboración con la comunidad local han sido capaces de resistir el tiempo y todavía son visibles hoy en día, cultivando al mismo tiempo memoria local para los habitantes, así como para los nuevos visitantes.

“Sustracción, Extracción»: Walter Hood. Fotografía / Photography: Andrea Faggioni
“La luna y la muerte”: Roberto Zancan + Francesco Cucchiara. Fotografía: Andrea Faggioni

LITERATURA CONSULTADA

1  Para los romanos era “el genio” o espíritu protector del lugar. Posteriormente el  término fue acuñado por el inglés Alexander Pope en el siglo XVIII para referirse a la identidad de un lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *